Se presenta un proyecto de Ley bipartidista de Bitcoin en los EE. UU.

Se ha presentado un nuevo proyecto de ley en Estados Unidos que permitirá la regulación de Bitcoin y el mercado criptográfico.


La legislación bipartidista de Bitcoin de los senadores estadounidenses Cynthia Lummis (R-WY) del Comité Bancario del Senado y Kirsten Gillibrand (D-NY) del Comité de Agricultura del Senado finalmente se presentó, meses después de que se anunciara por primera vez el esfuerzo.

La nueva legislación lleva el nombre de Ley de innovación financiera responsable, o también Lummis-Gillibrand. La ley busca fomentar la «innovación responsable» mediante la integración de activos digitales en las leyes existentes. Además, busca brindar mayor claridad a una industria que en gran medida no está regulada y carece de estándares comunes y medidas definitorias. El texto cuenta con 69 páginas de definiciones y disposiciones detalladas.

SEC Y CFTC serán los guardianes del nuevo proyecto de ley

El proyecto de ley asigna a la Comisión de Bolsa y Valores de EE. UU. (SEC) y a la Comisión de Comercio de Futuros de Productos Básicos (CFTC) la mayor parte del trabajo. Mientras los legisladores se esforzarán por llevar el amplio espacio de las criptomonedas bajo el sistema regulatorio de una vez por todas.

La SEC regulará los activos digitales clasificados como ‘valores‘, mientras que la CFTC estará a cargo de supervisar aquellos que reciban el ‘sello de mercancía‘.

Sobre la SEC

El proyecto de ley en sí contiene un lenguaje que servirá como guía evaluadora para clasificar los activos digitales en una de las dos clases. Lummis-Gillibrand propone un examen de los derechos o poderes del titular de un activo digital, así como el propósito inherente de ese activo.

De acuerdo con el proyecto de ley, un activo auxiliar es un activo intangible y fungible que se ofrece, vende o proporciona a una persona. Se hace en relación con la compra y venta de un valor a través de un arreglo o esquema que constituye un contrato de inversión.

La legislación utiliza la prueba de Howey para determinar que un activo auxiliar proporcionado a un comprador sea específicamente un valor.

Para ser clasificado como un valor, el activo digital debe proporcionar al titular una deuda o una participación en el capital de una entidad comercial. Debe también proporcionar derechos de liquidación o derecho a pagos de intereses o dividendos de una entidad comercial.

Y no queda solo allí, debe brindar participación en los beneficios o ingresos en una entidad comercial derivada “únicamente de los esfuerzos empresariales o gerenciales de otros”, o cualquier otro interés financiero en la entidad para considerarse un valor.

Los activos digitales que no están completamente descentralizados y que se benefician de los esfuerzos «empresariales y de gestión» que determinan el valor de los activos, pero que no son deuda ni capital o no crean derechos a las ganancias u otros intereses financieros en una entidad comercial, no se clasifican como valores siempre que las divulgaciones se presenten ante la SEC dos veces al año.

Esta presunción de que un activo auxiliar es una mercancía puede apelarse ante los tribunales.

Sobre CFTC

El proyecto de ley también otorga a la CFTC jurisdicción exclusiva sobre el mercado al contado de todos los activos fungibles que no son valores, incluidos los activos auxiliares. Los exchanges se deberán registrar en la CFTC para realizar actividades comerciales. Además, deberán cumplir con las reglas en las áreas de custodia, protección del cliente, prevención de la manipulación del mercado e intercambio de información. 

La tarea de la CFTC para supervisar los mercados al contado podría ayudar a deslumbrar el camino para un ETF al contado de bitcoin en los intercambios.

Tanto la SEC como la CFTC también están dirigidas por el proyecto de ley a estudiar e informar sobre la creación de una organización de autorregulación (SRO) que podría desempeñar un papel complementario en el trabajo con los reguladores.

Finalmente, la Ley de Innovación Financiera Responsable también deposita a los dos organismos de control, que desarrollen un conjunto integral de guías para que los intermediarios de activos digitales piensen en su ciberseguridad. También deben incluir los temas de operaciones de seguridad, identificación y mitigación de riesgos, evasión de sanciones, blanqueo de capitales y financiación del terrorismo. Se espera que las agencias desarrollen reglas para dichos estándares de ciberseguridad.

Facebook
Twitter
LinkedIn
WhatsApp
Telegram
Email

Artículos relacionados

Leave A Reply